nuevas tendencias en política

Estos días me he estado leyendo un libro sobre 32 nuevas tendencias para el cambio de Juan freire y Antonio Gutierrez-Rubí.

 Y me gustaría resumir las 5 que ellos identifican para las nuevas tendecias politicas

 Los nuevos estilos de liderazgo.

La manera mas tradicional en que concebimos a lo partidos  está inexorablemente amenazada, no sólo por la necesidad y demanda de cambio y de regeneración política que una ciudadanía más crítica y autónoma reclama, sino por la irrupción de una cultura política radicalmente diferente que se alimenta de una praxis comunitaria, colaborativa y participativa que las tecnologías sociales o 2.0 sustentan.

Inmediatez y comunicación rápida y eficaz va a marcar mucho la ralidad de los nuevos perfiles políticos

 

El fin de la agrupación y la comunidad política.

El modelo de partido basado en las agrupaciones territoriales como encuadramiento básico para la participación política será rebasado. El hecho de pedirle a un ciudadano activista que vaya a una reunión tal día a tal hora, para que en una asamblea local se decida tal o cual representante en una lista de congreso o electoral, será superado por una dinámica más estimulante que levantar una mano en una votación “por unanimidad”.

 

Las comunidades organizadas sobre servicios de redes sociales también están marcando nuevas tendencias para el desarrollo de la estrategia política en Internet, donde se promocionan los grupos de apoyo on y offline, y se intenta implicar a los más activos en el proceso político.

 

Video conferencias, ciber participación….. van a ser una realidad existente.

 

El activismo como elemento de cohesión.

La cultura digital es una ola de regeneración social (de ahí su fuerza política) que conecta con movimientos muy de fondo en nuestra sociedad: placer por el conocimiento compartido y por la creación de contenidos; alergia al adoctrinamiento ideológico; rechazo a la verticalidad organizativa; fórmulas más abiertas y puntuales para la colaboración; nuevos códigos relacionales y de socialización de intereses; reconocimiento a los liderazgos que crean valor; sensibilidad por los temas más cotidianos y personales; visión global de la realidad local y creatividad permanente como motor de la innovación. Hay esperanza de nuevos liderazgos. Pero en la Red sólo se reconoce la autoridad, no la jerarquía. Mejor las causas que los dogmas.

 

La creatividad política.

Las tecnologías 2.0 descubren talentos creativos y estimulan la imaginación. La política será más divertida y la retroalimentación entre los medios on offline, entre los medios formales y los informales, abre nuevas oportunidades para la comunicación política, donde cualquier iniciativa con repercusión en la Red tiene su impacto en los medios de  comunicación convencionales. La viralidad como referencia moderna y contemporánea. Juegos, vídeopolítica, ciberacciones, wikis…

 

La recuperación de la palabra y de las ideas.

Las tecnologías 2.0 refuerzan el poder de la palabra. Son, más que nunca, hipertextuales. Las consignas, la publicidad, la propaganda… tienen poco predicamento en un entorno exigente con las ideas. Los nuevos activistas son, fundamentalmente, constructores de relatos y de interpretaciones. Su pasión por la escritura, por el texto, por el mensaje no para de crecer y convive muy bien con la cultura de la imagen y el culto estético.

 

Si queréis saber más sobre mí, podéis encontrarme en:

Gustavo Cuadrado